Imprimir
Department of State United States of America
 

El 29 de enero, el Grupo de Cooperación de Seguridad de la Información de la Red de la Unión Europea (UE) publicó una caja de herramientas de las medidas recomendadas para mitigar los riesgos de seguridad en las redes 5G. Estados Unidos aplaude esta iniciativa de los Estados miembros, la Comisión y la Agencia de Ciberseguridad de la UE.

 

La Caja de Herramientas reconoce que los proveedores con perfiles de alto riesgo (por ejemplo, compañías con sede en terceros países que carecen de controles y equilibrios democráticos) deben enfrentar restricciones adicionales. Hace un llamamiento a los estados miembros de la UE para que excluyan a los proveedores de alto riesgo de las partes críticas y sensibles de sus redes 5G, que incluye la Red de Acceso de Radio.

Las redes 5G tocarán todos los aspectos de nuestras vidas, incluidas las redes eléctricas, los vehículos autónomos, la fabricación inteligente, los tratamientos médicos y los datos personales. Dado que 5G admitirá estas y otras aplicaciones vitales, Estados Unidos no evalúa si es posible mitigar adecuadamente el riesgo limitando el rol de un proveedor no confiable a solo ciertas partes de la red. Todas las partes de las futuras redes 5G deben considerarse infraestructura crítica y cada país debe tener medidas establecidas para proteger la seguridad y la privacidad de los ciudadanos que confían en estas redes.

Estados Unidos ha tomado medidas para asegurar sus propias redes 5G al prohibir proveedores no confiables, como Huawei y ZTE, que están sometidos a la dirección del Partido Comunista Chino. Nuestras acciones están en línea con la evaluación de la UE de que los proveedores de 5G con sede en países sin controles y equilibrios democráticos pueden presentar un riesgo de seguridad inaceptable.

Cada Estado miembro será responsable de proteger su red. Es erróneo pensar que pueden mitigarse los riesgos asociados con la instalación de equipos de proveedores sometidos al control de regímenes autoritarios con un historial de comportamiento cibernético maligno. Hacemos un llamamiento a nuestros aliados y socios europeos para que implementen las recomendaciones de la UE mediante la adopción de medidas de seguridad fuertes y basadas en el riesgo que excluyan a los proveedores de alto riesgo de todas las partes de sus redes 5G.

Esperamos seguir trabajando con nuestros aliados y socios para construir un futuro 5G más seguro, próspero y vibrante.